domingo, 29 de marzo de 2009

Aire entre las Torres

Bailaban sin mirar nada mas que lo que sus párpados permitían,
bailaban sin tocar nada que no fuera el aire que ambos sentían.
El destino los trajo desde los escombros de la carrera vital
como torres cazadas de una vieja partida de ajedrez terminal.


Brillos de nácar entre miradas sin fondos prohibidos
mientras las manos cercanas tocarse desean
recibiendo los sueños de otros momentos vividos
lo que al fin sus pieles presienten, lograran entre si aunar.
Como el duelo previo al pasional fragor que desean sin buscar
asi sus giros se vuelven turbinas del vapor de un fuego excepcional
devorando lo que incombustible parecía antes de allí arrojar.

Destinos encontrados sin ser buscados en medio de un mar
plagado de combustible presto ardiente a una descarga de luz,
lumbre que han pervivido inerte sin más
sabiendo que al fin ellos acabarían por llegar.

1 comentario:

La Dama de Abril dijo...

Ya empezaba a echarte de menos. La luz de este pozo se alimenta sólo de las palabras de los que beben de ella. No te vayas nunca. Ahórrame los reflejos de cristal.

Besos.