martes, 24 de marzo de 2009

Nada recoge...

Nada recoge los vientos sin morirse un poco en el intento,



sin regalar una pizca de ser en cada golpe y en cada lamento



que en su fuerza y suspiro traslada su aire vital a otros cielos



de centrado aspecto humano y divina consciencia a los lados.



Atardece sobre el retorno de la fiesta terminada,


mientras llueve en el corazón la nostalgia perdida


en descubrir la fe inexistente por la pasión imaginada


entre corazones ya viejos por decisiones nunca tomadas



Anochece mientras trae la nieve del verano caduco


en su luz creciente y sin pasión los millones de días


ya próximos y pacientes que demostrarán sin mas


la tozuda verdad, silente y sin macula, fría y letal.



Que nada se mueva, la calma total,


el viejo Mar Muerto poblado de sal.


Cuerpos flotantes sin opciones a mas,


pues es lo que manda si quieres ganar.



Maldita victoria, maldito bregar


por algo que se finge sencillo al andar.


Caminos angostos busca mi pensar


que no desemboquen derrotados y ciegos,


como muertos vivientes en semejante mar...





Nada recoge los vientos sin morirse un poco en el intento,


sin regalar una pizca de ser en cada golpe y en cada lamento


que en su fuerza y suspiro traslada su aire vital a otros cielos


de centrado aspecto humano y divina consciencia a los lados...



2 comentarios:

Diego González dijo...

MUY bueno, Bas!

Me encantó! "Nada recoge los vientos sin morirse un poco en el intento,


sin regalar una pizca de ser en cada golpe y en cada lamento


que en su fuerza y suspiro traslada su aire vital a otros cielos


de centrado aspecto humano y divina consciencia a los lados..." Brillante!

Armida Leticia dijo...

Todo en la vida requiere un esfuerzo, de eso no hay duda, a veces se pierde mucho en el intento, pero vale la pena, lo que se gana después...

Saludos.