sábado, 13 de marzo de 2010

Hoy Siento

A los viejos temores ya libertos

volando como espectros hacia otro lugar

donde aniden sin mas derechos

que los que su nuevo anfitrión les ose otorgar.


Hoy siento

Que quizá el fuego pueda alumbrar

lo que viejas cenizas trataban de cegar

mientras el corazón bandea entretanto su brega

por la herida y la cura en eterno combate vital.


Hoy siento

El aire lejano a un barlovento por ganar

al que no por más ceñidas en las velas del alma antes arribarán,

pues queda esta como nave a fil de roda del vigente soplar

mientras así escotas y trapo íntimo me afano en bracear.




Vive el cielo que hoy siento

Los buenos vientos que aún están por henchir éste alma,

conjunto de escotas, baos, viejos mástiles y eternas cuadernas,

que tan sólo desea retomar rumbo y demora de lo pasado

para ganar el barlovento por nunca antes mas deseado.

3 comentarios:

Armida Leticia dijo...

Hace mucho que no pasaba por aquí, gracias por recibirme con tan linda música y por el bello texto.

Desde México un abrazo.

ali dijo...

bonito tu blog^^

La Dama de Abril dijo...

Querido Blas, siempre es un placer contar en mi playa con alguien de tan buen gusto combinando palabras que se me antojan como una alfombra de pétalos de rosa para días nublados...El beso es recíproco, pero no simple.